Tras un año del escándalo Volkswagen, el informe "Dieselgate: who, what, how", muestra que ningún fabricante cumple con los límites de contaminación de la norma Euro 6

  • Hace ya un año del escándalo Dieselgate, un triste aniversario en el que lejos de poder celebrar un cambio positivo en el mercado automovilístico, los fabricantes de vehículos diesel continúan contaminando incluso más, que la marca que desató el escándalo, Volkswagen.
     
  • Los vehículos diesel Fiat y Suzuki contaminan 15 veces más de los límites legales de NOx; Renault-Nissan multiplican estos límites por 14; Opel/Vauxhall, pertenecientes a General Motors, contaminan 10 veces más, mientras que los vehículos diesel Volkswagen multiplican por dos los límites Euro 6.
 
Según un estudio de la ONG Transport and Environment (T&E) es Volkswagen la compañía que hoy por hoy vende los vehículos Euro 6 (normativa en vigor) menos contaminantes, aunque cierto es que también es la marca con  más vehículos en carretera que superan los límites establecidos por la normativa comunitaria Euro 5 (normativa anterior) y que fueron vendidos entre 2011 y 2015. El hecho de que sus vehículos Euro 6 hayan mejorado, ni siquiera tiene que ver con el escándalo "Dieselgate", si no con unas decisiones de mejoras tecnológicas que fueron previas al escándalo. El informe “Dieselgate: Who? What?How? pone de manifiesto que ningún fabricante cumple con los límites de contaminación establecidos en la normativa Euro 6 si tenemos en cuenta la conducción real en carretera tanto de vehículos ligeros como de furgonetas.




T&E ha analizado las emisiones de 230 modelos de vehículos diesel. Los datos analizados provienen de investigaciones realizadas por los gobiernos de Inglaterra, Francia y Alemania y de una completa base de datos. El ranking de fabricantes se basa en los resultados de los ensayos realizados en conducciones reales (no en laboratorio). Los hallazgos más importantes han sido que: los vehículos diesel Fiat y Suzuki contaminan 15 veces más de los límites legales de NOx; Renault-Nissan multiplican estos límites por 14; Opel/Vauxhall, pertenecientes a General Motors, contaminan 10 veces más, mientras que los vehículos diesel Volkswagen multiplican por dos los límites Euro 6.

Greg Archer, el director de “Clean vehicles”  de T&E manifiesta: “Tras un año de que la EPA  (Agencia Ambiental de Estados Unidos) revelara que Volkswagen trucaba sus vehículos, los fabricantes de coches continúan vendiendo coches diesel que contaminan por encima de los límites permitidos con el consentimiento de los gobiernos europeos. La industria automovilística tiene secuestrados a sus reguladores y los países europeos deberían estar respondiendo ante los ciudadanos y ciudadanas.  Es necesaria la revisión de todos los vehículos contaminantes para restablecer la credibilidad del sistema legal europeo”.

Hoy se conducen 29 millones de vehículos diesel “sucios” en las carreteras de Europa, incluyendo coches y furgonetas, entendiendo como tales aquellos Euro 5 que triplican el límite de NOx. Estos vehículos fueron aprobados para su venta por las autoridades homologadoras, principalmente;  en Alemania, Francia, Reino Unido, España, Italia, Luxemburgo y Países Bajos.  Las cifras revelan que el mayor número de vehículos que exceden los límites contaminantes circulan en carreteras de Francia (5,5 millones), Alemania (5,3), Reino Unido (4,3), Italia (3,1), España (1,9) y Bélgica (1,4).
Según Greg Archer: “El verdadero escándalo de Dieselgate en Europa es la ceguera de las autoridades nacionales ante un fraude evidente en los tests de vehículos con el único propósito de proteger a los fabricantes de coches. Este fraude mata decenas de miles de personas al año. Necesitamos que la Unión Europea vigile a los Estados Miembros de tal forma que se asegure un mercado automovilístico que cuide a sus ciudadanos”.


 


Este tipo de fraude se cobra víctimas causando muertes prematuras. La Organización Mundial de la Salud asegura que los niveles de contaminación del aire ya han alcanzado niveles de emergencia. El año pasado, la Agencia de Medio Ambiente Europea estimaba que el NOx, emitido principalmente por los motores diesel en áreas urbanas, era responsable de unas 72.000 muertes prematuras en Europa. En concreto: 21.600 muertes en Italia, 14.100 en el Reino Unido, 14.000 en Alemania, 7.700 en Francia y 2.300 en Bélgica.
 
El informe completo se puede consultar pinchando aquí.